Como una parte importantísima del desarrollo de
la inteligencia, trabajamos la Inteligencia
Emocional. La Educación emocional se desarrolla
mejor en la edad temprana, pues los niños
aprenden de las conductas que ven a su alrededor.
Además los niños adquieren hábitos emocionales.
Por ello trabajamos la educación emocional y
nuestras educadoras se han formado como
Expertas en inteligencia Emocional y además se
forma a las familias a través de programas propios
(escuela de padres) y programas de la Comunidad
de Madrid.
Nuestros niños viven con emociones y las practican
a diario. En Pinocho enseñamos a los niños a
entenderse a sí mismos y a los demás y las
habilidades sociales y emocionales forman parte
de nuestro Proyecto Educativo desde que el bebé
tiene pocos meses.